Los dos gigantes chinos quieren acaparar todo el mercado de gaming móvil

Xiaomi lleva desde 2018 produciendo su serie Black Shark, un smartphone dedicado al gaming; sin embargo, este dispositivo podría cambiar gracias a la intromisión de Tencent, otro gigante chino tecnológico, que quiere hacerse de esta línea de productos.

Por ahora, este es solo un rumor que se está extendiendo en los círculos financieros de China. No obstante, de ocurrir sacudiría fuertemente a la industria de los videojuegos, pues una de las compañías más fuertes del mundo estaría priorizando los dispositivos móviles.

Apenas comenzó el 2022, y las dos empresas chinas están juntándose para una posible colaboración o una potencial compra. Según los rumores del sector financiero asiático, Tencent quiere adueñarse de los Black Shark para producirlos bajo su nombre, su tecnología y sus propiedades de gaming, como Riot Games y Epic Games.

Tencent-restriccion
Tencent apuesta fuerta en el mercado de móviles. | Fuente: Tencent

Tencent tiene una agenda mucho más amplia y fuerte en el sector de videojuegos, pues mientras que Xiaomi pretende tomar el lugar de Huawei como el mayor vendedor de smartphones en el mundo, ellos desean impulsar el consumo de videojuegos en móvil con nuevas tecnologías para realidad virtual.

Black Shark es una línea de smartphones que se centra en la fuerza bruta del dispositivo antes que cualquier arreglo de software que lo haga competir con otros smartphones similares, como la serie Galaxy S de Samsung o la serie Mate de Huawei.

Por ello, Tencent podría utilizar los avances actuales en estos para implementar desarrollos de inteligencia artificial, así como la posibilidad de usar gadgets de realidad virtual sin comprometer el dispositivo, todo de cara al posible nuevo mercado de gaming en el Metaverso y entornos similares.

black shark 4
La serie Black Shark puede ser importante para el futuro del gaming. | Fuente: Xiaomi

Dentro de esta línea, el último dispositivo en el mercado es el Black Shark 4, un smartphone gamer equipado con un Snapdragon 870 5G, una pantalla Super AMOLED a 144 Hz de frecuencia de actualización, 12 GB de RAM y una batería de 4,500 mAh, lo cual lo convierte en uno de los equipos más potentes de todo el mercado. 

Compartir
Recomendaciones