Llegan los petrodólares a los esports

Modern Times Group, dueña de la Electronic Sports League (ESL), alcanzó un acuerdo para vender esta empresa a Savvy Gaming Group, una sociedad de empresarios árabes, por casi mil millones de dólares.

La compra se realizó con el apoyo del fondo de inversión pública de Arabia Saudita, que logró cerrar tanto la adquisición de la ESL como de la compañía FaceIt.

tiidal gaming
La ESL cambia de manos | Fuente: M Esports

Esta es una entidad de desarrollo tecnológico, que tuvo entrada a los esports en 2016, con competencias de Counter-Strike: Global Offensive, League of Legends, Rocket League, Tom Clancy’s Rainbow Six Siege, Dota 2 y Team Fortress 2. Por su parte, la ESL es la empresa más grande en cuanto competencias profesionales de esports se trata, siendo la cabeza de torneos como el ESL Play, ESL National Championships, ESL Pro Tour, ESL One y el Intel Extreme Masters.

Ahora, la intención de Savvy Gaming Group es fusionar ambas y crear así el grupo más grande de torneos y transmisiones de esports en todo Europa y el mundo.

Craig Levine, CEO de la ESL, explicó la razón detrás de la venta, asegurando que “nuestra misión no cambia y es crear un mundo donde todos puedan ser alguien. Nuestra fusión con FaceIt, junto a la inversión del SGG, nos dará más conocimiento, capacidades y recursos que nunca antes para conseguir esta visión”.

El fondo de inversión pública de Arabia Saudita, aprobado por el príncipe heredero a la corona, tiene una especial atención por la adquisición de activos de gaming, derivado del sabido gusto de este por los videojuegos.

Además de la compra de la ESL y FaceIt, también ya tiene participación en EA y el desarrollo de videojuegos por parte de Take-Two, así como convenios directos de patrocinio con Riot Games (que finalmente fue cancelado) y la compra de un tercio del total de las acciones de la desarrolladora japonesa SNK.

Durante 2021, los ingresos por la transmisión y organización de eventos de esports sobrepasaron 1,000,000 dólares, por lo que no es raro ver inversiones cada vez más fuertes en el rubro. (Vía: Universidad de Washington)

Compartir
Recomendaciones