Leviatán se consagró como el primer campeón del Wild Rift Open Latinoamérica y obtuvo su pase directo al Icons Global Championship, el mundial del título móvil de Riot Games.

El torneo se disputó a lo largo de un mes para definir al ganador absoluto entre la región Norte y Sur de América Latina. Las fases finales tuvieron lugar en la Arena Artz Pedregal de la Ciudad de México, donde el Dragón Marino derrotó a Furious Gaming para hacerse con el título.

Justamente ambas escuadras se habían enfrentado previamente, en la final del bracket superior, con una victoria ajustada por 4-3 para la organización de la Calavera. Esto relegó a Leviatán al cuadro bajo, pero obtuvo una nueva oportunidad de luchar por el cetro al remontar un 3-1 y vencer a STMN Esports.

La revancha de Leviatán

Fue así que el Dragón Marino llegó con sed de revancha ante Furious Gaming y lo demostró desde un comienzo. En la primera partida se impuso 13-4 y en la segunda barrió 9-0 a su rival.

Furious Gaming reaccionó en el tercer juego por una apretada victoria de 9-8. La cuarta partida tuvo pocas matanzas pero se definió a favor de Leviatán, que para la quinta y última, se impuso por un aplastante 21-6 para llevarse la corona y un premio de 20 mil dólares.

De esta manera, el Dragón Marino se quedó con el pase directo a la fase de grupos del Icons de Singapur, que originalmente iba a disputarse en Madrid, España. Dicho torneo iniciará a partir del próximo 14 de junio con los 24 mejores equipos del mundo.

En lo que respecta a Furious Gaming, la Calavera no se fue con las manos vacías. Se regrseó a casa un premio de 10 mil dólares y la oportunidad de jugar el mundial, siempre y cuando supere el Play-in

En la misma situación está STMN Esports, que al culminar tercero del Wild Rift Open Latinoamérica, obtuvo el derecho a disputar la fase previa del Icons Global Championship.

Síguenos en redes sociales para más noticias de esports y videojuegos.

Compartir
Recomendaciones