El equipo chino que clasifique al Mid-Season Invitational de League of Legends, deberá jugar de forma remota debido a las restricciones por Coronavirus que hay en China. Riot Games implementará un control de latencia en todas sus partidas para mantener la paridad.

Dicho representante saldrá del ganador del duelo entre Royal Never Give Up y Top Esports, que disputarán la Gran Final de la LPL -la liga profesional de China– el próximo 23 de abril.

El rebrote de Covid-19 en el país asiático provocó que la final se retrasara seis días por las complicaciones sanitarias que ocasionaron un nuevo confinamiento y restricciones de vuelo.

Al tratarse de uno de los mercados más importantes de League of Legends, Riot Games determinó que el equipo vencedor disputará el torneo internacional desde sus propias instalaciones o desde la Arena de Shanghái de la LPL.

Además agregó que “para tener una competencia justa, usaremos herramientas de control de latencia para mantener el ping lo más cerca posible a 35 ms para todos los equipos participantes”, dijo en un comunicado.

Ya hubo un antecedente en 2020

Esta misma herramienta se utilizó por las mismas razones en el Mid-Season Cup 2020 para mantener el ping entre China y Corea, en el enfrentamiento entre la LPL y la LCK.

Todos los equipos participantes en el MSI 2022 podrán practicar y entrenar en esta latencia (35 ms). Asimismo contarán con un equipo de monitoreo y árbitros durante todo el torneo, tanto en Corea como en China.

El torneo de mitad de temporada de League of Legends se disputará en Busán, Corea del Sur, del 10 al 29 de mayo. Actualmente hay 7 equipos clasificados de un total de 11 cupos. El representante de Latinoamérica será Team AZE, el equipo con base en México.

Síguenos en redes sociales para más noticias de videojuegos.

Compartir
Recomendaciones