CD Projekt RED desarrolló un deporte electrónico alrededor de un sencillo juego de cartas

The Witcher 3 es una de las obras maestras en la generación del PlayStation 4 y el Xbox One. Un RPG que ganaría el premio a juego del año y que, entre sus muchos tesoros, incluía a Gwent, un minijuego de cartas muy peculiar que enganchó fuertemente a más de un jugador.

En El Tiempo del Odio, una de las novelas creadas por Andrzej Sapkowski, los enanos se entretienen con un pasatiempo que llama la atención de Geralt de Rivia; principalmente por los elaborados dibujos de sus cartas. Dicho juego, llamado Gwint en el texto polaco original, es el fundamento de aquello que en los esports y los videojuegos recibe el nombre de Gwent.

También te recomendamos: GIRLGAMER CHALLENGE: EN BUSCA DE LAS MEJORES JUGADORAS DE LEAGUE OF LEGENDS Y CS:GO

Gwent y su bautizo de fuego

El concepto de este minijuego es relativamente sencillo. Mediante cartas ilustradas debes organizar un ejército superior en poder al de tu oponente. Cada carta representa una cierta unidad o incluso héroes. Con ellos, por supuesto, vienen habilidades especiales que afectan a sus aliados u oponentes. En apariencia es muy básico, pero hay otros fundamentos.

El campo de batalla, a través de cartas de clima, puede verse afectado por condiciones que modifican las posibilidades de tus unidades o las del bando enemigo. Incluso puedes infiltrar espías en las líneas enemigas. Las diversas facciones en guerra en El Continente, como Skellige o Nilfgaard, tienen sus propias tarjetas. También hay una facción de bestias, como uno podría esperar.

En 2016 el minijuego cobró vida propia a través de un título free to play disponible para PC, consolas y móviles. Incluso se lanzó una campaña titulada Thronebreaker, cuya trama podría considerarse una precuela incluso de los libros. CD Projekt RED, el estudio responsable del juego, no tardó en construir una escena de esports en la cual se han repartido bolsas de hasta 100 mil dólares.

Temporada de tormentas en los esports

El fundamento de la competencia en los esports de Gwent es muy similar al del tenis profesional. Existen torneos abiertos, a los cuales se puede ingresar mediante eventos de clasificación. Estos campeonatos, conocidos como Open, son el acceso para el torneo Masters, que reúne a los mejores jugadores del mundo.

Los torneos son fundamentalmente en línea. Al ser un juego de cartas, el lag difícilmente se convierte en un factor que afecte negativamente la experiencia de juego. Por ello, competidores de Europa, Norteamérica y Asia suelen estar presentes en la escena competitiva profesional. Las clasificatorias dan acceso a los mejores puntuados en el juego regular.

Sin embargo, es ahí y en los Open donde se empiezan a marcar diferencias entre los jugadores de alto nivel y los auténticos profesionales. Por ello los torneos de alta competencia dan puntos de corona, los cuales clasifican a un jugador al Masters. Esto para diferenciarlos de los puntos pro, que reúnen los jugadores de alto nivel.

gwent, torneo, witcher, esports

Los jugadores y la espada del destino

Al ser un juego de cartas con estrategia, no es extraño que los jugadores de Gwent tengan una historia en otros títulos o pasatiempos de la misma naturaleza. Algunos combinan la experiencia de éste con la que tienen en Hearthstone o Magic: The Gathering.

Tal es el caso de Adrian ‘Lifecoach‘ Koy, jugador alemán que ha competido bajo la tutela de organizaciones como G2 y Evil Geniuses. A lo largo de su trayectoria se ha llevado más de 65 mil dólares en premios, derivados de ambas competencias.

Sin embargo, el actual campeón mundial es paisano de Geralt. No de Rivia precisamente, sino de Polonia. Aleksander ‘Pajabol‘ Owczarek se convirtió en diciembre pasado en campeón del mundo al triunfar en el Masters. Otra estrella polaca, Damian ‘Tailbot‘ Kaźmierczak, es uno de los profesionales con más ganancias, al reportar cerca de 110 mil dólares en premios.

lifecoach, gwent, hearthstone

El juego también tiene profesionales reconocidos en Asia, como los chinos Ze Hua ‘Hanachann‘ Zhao o Ni ‘Wangi1‘ Lipao. Otros jugadores como el alemán Benjamin ‘Kolemoen‘ Pfannstiel y el austriaco Elias ‘Shaggy‘ Sagemeister son muy populares entre una comunidad que aporta monetariamente a las bolsas de premios.

Este marzo terminan los clasificatorios de Gwent y en abril comienza el primer Open. Será, sin duda, un momento para no sólo descubrir un esport de alta intensidad; sino además para conocer lo que hace más grande el legado de The Witcher 3.

Compartir
Recomendaciones