El desabasto global de chips o componentes podría extenderse más allá de lo planeado, de acuerdo con el CEO de Intel, Pat Gelsinger. El problema ha persistido desde el 2020, con repercusiones negativas en muchas industrias tecnológicas, entre ellas los videojuegos.

La demanda continuará al menos hasta 2024, es decir un año más de lo que estaba previsto originalmente, en el mejor de los casos. La extensión de la crisis se debe ahora a la falta de maquinaria para su fabricación, dijo Gelsinger en una entrevista a CNBC.

“Esta es una de las razones por las que creemos que la escasez general de semiconductores se trasladará a 2024, en comparación con nuestras estimaciones anteriores de 2023. La escasez ha afectado a los equipos y algunos de los incrementos (de producción) de las fábricas se verán más afectados”, indicó Pat.

Para paliar esta situación, Intel ha diversificado geográficamente la fabricación de sus chips, con plantas en Estados Unidos y Europa. Sin embargo esto ha ocasionado que la compañía incremente sus gastos en más de 40 mil millones de dólares.

Un panorama desalentador para las consolas

Las declaraciones de Gelsinger concuerdan con lo estipulado por TSMC, la compañía taiwanesa de fabricación de chips, entre ellos los de Intel y su compeditor AMD, que afirmó en marzo pasado que el desabasto se extendería hasta 2025.

En diciembre pasado, justamente AMD fue optimista al asegurar que este año se normalizaría la producción de consolas, esperando un gran 2023 para Sony y Microsoft, algo que ahora parece bastante complicado.

Sin embargo, a la fecha todavía resulta complicado adquirir consolas de última generación, como el PlayStation 5 o el Xbox Series X/S; un problema del que Nintendo Switch tampoco ha sido ajeno, previendo una baja del 10% en sus ventas para este año fiscal.

Con la modernización del mundo digital, actualmente los chips de procesamiento se utilizan en todo, desde dispositivos celulares hasta automóviles y electrodomésticos. La crisis de los chips se agudizó con el inicio de la pandemia del Covid-19 y se complicó este año con los rebrotes que ocasionaron el cierre de los puertos en China.

Síguenos en redes sociales para más noticias de videojuegos.

Compartir
Recomendaciones