Con el crecimiento de los deportes electrónicos, también aumentaron los sitios para apostar en ellos

Si eres seguidor del deporte tradicional, es común que escuches anuncios acerca de casas dedicadas a las apuestas. En los últimos meses, varias de ellas comenzaron a publicitarse señalando que ya permiten jugar alrededor de diversos esports. Lo cual, considerando la relevancia adquirida por esta rama deportiva, no es realmente extraño.

Sin embargo, no se puede dejar de lado que las apuestas deportivas representan mucho más que un negocio paralelo al esport. Los resultados de las diferentes contiendas significan movimientos de dinero en proporciones monumentales. En 2020, incluso con los parones deportivos por la pandemia, la industria de las apuestas tuvo un valor de 230 mil millones de dólares a nivel mundial de acuerdo con el portal Statista.

Al ser un resultado deportivo el detonante para ganar o perder mucho dinero, es importante cuidar la integridad del mismo. En los esports pasa igual. Las ligas y competencias han hecho hincapié en castigos para quienes arreglen partidas, los cuales han llegado a representar el fin de una carrera para varios infractores.

También te recomendamos: HALO 3: ¿POR QUÉ SIGUE VIGENTE EN LA ESCENA DE LOS ESPORTS?

apuestas, esports, deportes electrónicos

Las apuestas son más grandes que todo México

Las apuestas y el arreglo de justas deportivas en favor de los apostadores son tan viejos como los juegos olímpicos. No los modernos, sino los de la antigua Grecia. Sin embargo, con la entrada en la economía de los portales dedicados a este entretenimiento, su influencia es cada vez mayor.

En un año muy bajo por las crisis económicas y deportivas relacionadas con el coronavirus, el tamaño de la industria sostenida por los apostadores parece titánico. Pero en los últimos años lo ha sido más. De hecho se calcula que las apuestas mueven más dinero por sí mismas que todo el negocio deportivo global en su totalidad.

Ya en 2013 Darren Small, especialista de Sportsradar, declaraba a la BBC que las apuestas movilizaban hasta un millón de millones de dólares al año. Para dar una idea de a cuánto equivale, es una cifra muy cercana a los producido por por todas las industrias en México juntas durante 2019.

Sin embargo, las casas de apuestas necesitan de un esquema legal que les permita operar. En cada país los lineamientos para su funcionamiento son diferentes. Desde la edad mínima para apostar, hasta los montos mínimos o máximos de una apuesta. Aunque, como es de esperarse, las plataformas en línea dificultan este tema.

esports, competencia, torneo

Apuesta en casa, pierde en… ¿la Isla de Man?

En cada país hay fundamentos legales para apostar. Sin embargo, las casas de apuesta aprovechan que cambian de país en país, para generar un beneficio. No sólo en cuanto a las restricciones que una legislación nacional les pueda significar, sino cómo pueden ejercer facultades como la cancelación de apuestas o, en casos más extremos, el arreglo de partidos.

En 2013 la Europol, policía dedicada a investigar delitos transnacionales en suelo europeo, recalcó que en un partido de futbol podrían estar hasta 50 sospechosos involucrados. Sin embargo, cada uno podría operar hasta en 10 países diferentes, lo cual dificulta la investigación por requerir una amplia cooperación internacional.

También hay temas en torno a las apuestas que son ilegales en una nación, pero legales en otra. Lo mismo pasa con las apuestas legales: puedes acceder a un sitio de apuestas tematizado y localizado para tu país, pero éste va a operar no sólo con los permisos de un país extranjero, sino con las facilidades en cuanto a impuestos que éste les pueda dar.

De esta manera podrías estar apostando en una liga mexicana u argentina, en una empresa con bandera nacional, pero que tiene oficinas y servidores muy, muy lejos.

parimatch, virtus pro

Parimatch es una casa de apuestas fundada por ucranianos. Patrocina de manera importante a Virtus.pro. Incluso tiene convenios con la Comisión de Integridad en los Esports para evitar arreglos de partidas. Sin embargo, su sede no está en Ucrania, sino en Chipre, país del cual aprovechan sus condiciones legales y fiscales.

Rivalry es un servicio para apostadores fundamentado en esports. Incluso ex jugadores y ex casters han tenido patrocinios de esta empresa. Existe un portal dedicado a Latinoamérica, pero la sede legal y fiscal está en la Isla de Man. Su legislación ha vuelto legal que, argumentando arreglos de partidos, varios resultados en favor del apostador se vean cancelados.

Las apuestas en México y su pequeño asunto

México tiene un problema particular: las apuestas en línea no están reguladas. De acuerdo con la especialista de la UNAM, Gabriela Ríos Granados, sólo se han regulado tres categorías de juego. Se trata de los books de apuestas deportivos, el bingo y los juegos automatizados. Pero, al llevarse a cabo en portales online, no tienen una legislación específica.

Por autorización de Gobernación, de los 33 permisionarios que existen, sólo tres tienen la posibilidad de organizar juegos vía remota. Es decir, en México, los juegos online están ligados al permiso y tributan como si fueran una sala física‘, comenta la autora en el libro Diagnóstico del Marco Normativo y Tributario de los Juegos con Apuestas.

infinity esports, lla, apuestas

Pese a lo anterior, Ríos Granados señala que Gobernación no tiene herramientas para vigilar la legalidad de las apuestas online ni el dinero que las mismas generan. Además, el caso explica por qué las principales casas para apostadores en línea de origen local están ampliamente ligadas a casinos, principalmente de cadena.

Tu carrera en los esports a cambio de 322 dólares

Uno puede imaginarse que vendería un partido por miles de dólares, al menos al ver las cantidades que se manejan. Sin embargo, existen casos donde el pago por alterar un resultado y sacrificar hasta tu futuro como deportista profesional equivale a mucho menos.

El caso más famoso fue del equipo ruso de Dota2, RoX. En 2013 disputaban el campeonato StarSeries, llegando a una partida final contra ZRage. En estricta teoría el resultado de la misma no afectaría el futuro de ningún equipo participante, pero lo hizo de la peor forma posible.

RoX, en las apuestas, tenía una amplia ventaja ante sus rivales, pero estaba cometiendo errores poco vistos entre profesionales del juego. Algunos, incluso ilógicos. Naturalmente, perdieron la partida.

La manera en que sucedió llevó a una investigación en la que se descubrió que Alexei ‘Solo‘ Berezin, jugador de RoX, apostó en contra de su escuadra. De concretarse la derrota, se llevaría 322 dólares en lugar de los 100 que obtendría ganando.

Solo fue suspendido por un año de las competencias. El equipo cayó en un descrédito. Y por descubrirse que fue un partido amañado, el jugador nunca recibió el dinero.

solo, rox, apuesta

Deshonrando con apuestas al Enjambre

Lee ‘Life‘ Seung Hyun, en BlizzCon 2014, se coronó como campeón mundial de StarCraft II con su ejército zerg. Sin embargo, daría un vuelco su vida poco después en un caso que lo llevaría incluso a enfrentar el arresto policial.

Esto luego de que, durante 2015, se reportaran diversos casos de posibles amaños de partidas y apuestas en Corea del Sur. Incluso algunos torneos fueron organizados por apostadores.

La policía surcoreana descubrió que clubes de apostadores y casas de apuesta habían pagado para que Life y otros jugadores como Choi ‘YoDa‘ Byung Hyun se dejaran perder en partidas.

Los pagos por mapa llegaban, de acuerdo con reportes, a los 30 mil dólares. Sin embargo, luego de ser arrestados y juzgados, los jugadores implicados recibieron penas de cárcel. También fueron vetados de por vida en el circuito profesional.

Life dejó de ser reconocido como campeón mundial. Fue multado con 60 mil dólares. Pasó dos años en prisión. Y, sobre todo, su caso fue uno de los motivos por los que la escena coreana de StarCraft II menguó en los últimos años.

La credibilidad de los esports fue severamente golpeada. Es uno de los principales problemas que enfrenta el deporte ante las apuestas: cuando el negocio de los apostadores sobrepasa la integridad del juego. De cuidarla, debemos hacernos cargo todos.

Compartir
Recomendaciones